#10. Italia, en 7 días.

Nuestro último destino por Europa, lo teníamos claro desde el inicio, sabíamos, que reservaríamos mínimo una semana para recorrer Italia de punta a punta, y dar un salto cruzando a una de sus islas. La primera parada fue Venecia, ya que es una ciudad pequeña que puedes conocer en un día.   Si quieres disfrutar de la ciudad, aléjate de los puntos turísticos, pasea por sus callejuelas, siéntate al borde de algún canal, y disfruta cruzando de una parte a la otra por sus más de 300 puentes. Los más fotografiados son el Puente del Rialto, el Puente de los Suspiros, Puente de la Academia, Puente de los tres arcos…                                                Venecia tiene una única plaza, la Plaza San Marco, desde aquí nacen la mayoría de visitas. Como curiosidad, es la parte más baja, así que es la primera en sufrir el efecto aqua alta, dónde el nivel del agua sube, dejando parte de la plaza inundada, pero los venecianos pueden anticiparse doce horas antes a este fenómeno que ocurre durante el invierno y colocan unas pasarelas por las que caminar. Si tienes la suerte de ir en esas fechas, te llevarás de recuerdo una fotaza de la plaza reflejada en sus aguas. Desde esta plaza tienes acceso a lo más visitado, como la Basílica de San Marco, situada junto al Palacio Ducal, que no sólo fue lugar de residencia del Duque;  tras un incendio volvió a reconstruirse y fue la prisión de Venecia. A través de él, se puede visitar el Puente de los Suspiros, por el …

#11. CABO DE GATA (Almería)

¿Qué puede ocurrir, cuando ves realizado uno de tus muchos sueños, algo, que esperabas desde hace mucho, y por lo que te has sacrificado? En mi caso, me invade tal deseo de correr y recorrer que me ayudo, de mi nuevo sueño cumplido, MI PRIMERA FURGO. Y digo mi primera, porque está me llevará a conocer mis necesidades,  y cambiar de modelo hasta encontrar la perfecta. Porque cuando uno piensa en furgonetas, si eres de los clásicos, piensa en la VW  T1, un icono de libertad, el primer vehículo en el que hacer lo que te plazca, utilizados como ambulancia, bus y ahora como casas, mini hogares, o vehículos llenos de vida. Tener una T1, me encantaría, no puedo negarlo, pero creo en la evolución de las cosas, y esta podría estar entre una colección, o aparcada para x momentos, pero realmente necesito un vehículo, no dos, y con ese único, moverme en mi día a día y en mis momentos de ocio, por eso no pienso en tener una T1. ¿Dónde ir, para probarla, cómo y con quién? Siempre surgen miles de ideas, pero esta vez no había que enredarse tanto, vivo en un lugar privilegiado, al sureste de España, con acceso a miles de playas, y siendo Junio, era el destino perfecto. Como hacerlo, era también fácil, solo tenía que sacar los asientos de atrás de la furgo, y poner un colchón, preparar una bidón de agua de unos 50L, una nevera con bebidas, fruta y comida fresca y una mochila con un par de cosas. Lo más importante la cámara de fotos. Y con quien, YO SOLA, no coincidía con nadie de mi entorno para hacerlo, solo …

#09. Austria, en 1 día.

Esta vez la visita por Austria fue corta, tomamos un desvió para cruzar por este país, y no quedarnos con las ganas de conocer Viena, durante el viaje, nos habíamos cruzado con gente que la había visitado y estaban encantados. Así que decidimos pasar la tarde por sus calles, saliendo desde Hungría, antes de llegar al último destino, de nuestra luna de miel, con mochilas. Viena, seguramente, merece una visita más tranquila, pero en ocasiones, merece la pena, saborear un dulce por un rato intenso, que no hacerlo. Cuando bajamos del tren, buscamos consignas para dejar las mochilas, y que al menos el paseo fuera de lo más fácil, en la misma estación, agarramos un mapa turístico, y decidiendo sobre la marcha, fuimos a visitar primero el Palacio Belvedere. Se mandó construir como la residencia de verano del príncipe, Eugenio de Saboya. Actualmente alberga uno de los mayores museos de arte de Austria, pinturas nacionales, como las 24 obras del pintor Gustav Klimt, entre ellas, El beso. El precio ronda los 14€, y el horario es de 10 a 18h. Sus jardines, decorados con esculturas y flores, invitan a sacar la cámara.   Continuamos, dirigiéndonos al centro de la ciudad para conocer el Parlamento, y tomar un café por alguna de sus plazas. Este edificio decorado con arquitectura griega, es utilizado como sede de la Asamblea Nacional y Consejo Federal, y también se permite visitar su interior.   Fuimos a visitar la casa de Mozart, encontrareis esculturas y jardines, que recuerdan a este gran músico y compositor, que vivió aquí junto a su familia, por tres años. No es necesario pagar los 11€ de la entrada, ya que el edificio …

#08. Hungría, en 2 días.

Y seguimos con nuestra ruta en tren, celebrando nuestra luna de miel, y ya saboreando más que la mitad de nuestra aventura Interrail. Hemos dejado atrás lugares increíbles, el último Praga, pero llegamos a Hungría, país que quería visitar desde hace muchísimo, concretamente necesitaba conocer Budapest.   Estudie hidrotermalismo, y para cualquier amante de esta rama, Budapest, es casi la cuna de las terapias hidrotermales, en mi proyecto hice un pequeño inciso sobre este lugar en concreto y con ganas de conocerlo en persona, llegamos al fin a los Baños Széchenyi.     Visita más que recomendada, para desconectar y relajarte en unas inmensas instalaciones, así que si viajas a Budapest, no olvides tu bañador y chanclas. ¿Por qué es tan especial para mí este lugar? Además de ser uno de los mayores balnearios de Europa, fue construido entre 1909 y 1913, con estilo renacentista. El agua termal que allí utilizan es conducida mediante tuberías, del segundo pozo más grande de la ciudad, con una profundidad de 1246m y con temperaturas de hasta 76ºC. Consultar antes, los horarios, pero suelen oscilar desde las 06.00 hasta las 19:00h, y los precios desde 5400 Ft (forint de Hungría) que son 17€ a 5600 Ft que no llega los 19€, no hay un tiempo limitado, por tanto, merece y mucho entrar y disfrutar.                        Ah! Y si tienes la suerte de viajar en verano, conocerás la Sparty, que se celebra aquí durante los sábados por la noche, mientras estas a remojo, podrás bailar al ritmo de música electrónica. Antes de llegar a los baños, y sin olvidarnos de recomendarla, debéis disfrutar de la …

#07. República Checa en 1 día.

¿Cómo llegamos hasta Praga? En tren, recuerda que estamos haciendo una ruta en tren por Europa, nuestra luna de miel. ¿Desde dónde venimos? desde Polonia. Nuestra visita por Praga fue fugaz, solo teníamos 12 horas para conocer, parte de la ciudad. Salimos de la estación de tren, y fuimos al centro, a probar suerte, porque en internet no aparecía información sobre los free tour en la ciudad. Pero si los había, y varias empresas por cierto, nosotros fuimos a dar con un vasco, Patxi. Antes de llegar al punto de concentración turística, pasamos por la Torre de Pólvora, en principio impacta ver ese edificio en piedra desgastada con color negruzco, por el paso del tiempo, entre edificios modernos, pero como en toda ciudad medieval, ver estas torres o puertas, era algo ya común. Esta torre, en concreto, es la única que queda en pie de las 13, que formaban la muralla defensiva de Praga. Llegamos a la Plaza de la ciudad Vieja, desde dónde comenzaría el tour, la verdad que para sacar buenas fotografías, sin masificación de gente, te recomiendo ir antes de las 9 de la mañana, porque a esa hora ya está todo el revuelo. La plaza es un lugar precioso, es el centro de atención de la ciudad y punto turístico imprescindible. Lo que parece una catedral, por lo acostumbrados que estamos de ver esa arquitectura, es el ayuntamiento, con una torre de 60 metros de altura y conocida por el famoso reloj astronómico de su fachada.                                                         Justo enfrente, …

#06. Polonia, en 2 días.

Lo emocionante de llegar a Polonia, no era llegar y ya está, sino seguir el rastro de las ciudades más devastadas por la II Guerra Mundial. Veníamos de visitar Colonia, de ella quedó sólo su catedral, hoy es una ciudad moderna y acogedora. Y llegamos hasta Varsovia, otra ciudad que sufrió muchos ataques, fue en un 80% destruida, y hoy resurge de sus cenizas. Para llegar a Polonia, tomamos un tren como venimos haciendo durante nuestro viaje de interrail, y esta vez el trayecto fue humorístico. La salida fue desde Alemania, y no sé, si nuestro inglés, no era del agrado de la señora que nos atendió en la estación, o si debíamos especificar en concreto que queríamos vagón con camas, pero bueno, debe ser cómodo, pensó la señora, dormir 9 horas en un asiento. Cuando subimos al tren, tuvimos la gran suerte de que eran vagones de 8 asientos en dos filas enfrentadas, como sólo lo compartíamos con un matrimonio, íbamos a poder dormir acurrucados en dos asientos, pero no fue así, no contábamos con el factor sorpresa. A las 3 horas de estar intentando mil posturas para dormir, el matrimonio decidió cenar, y la cena estaría buenísima, pero aquello olía, que te echaba para atrás, sin apenas dormir, sin poder respirar ese ambiente espeso, empezamos a estudiar la forma de salir de aquel vagón, paseamos por los pasillos buscando camas libres, vagones vacíos y mudarnos, pero no hubo suerte. Pasado un rato, trazamos  una estrategia, y conseguimos que nuestros acompañantes también se incomodaron y acabaron abandonando el vagón, no hicimos nada que una buena confianza y humor no solucione.  “Extasíate de metano decía Dani Rovira, un su monologo.” Conseguimos dormir un par …

#05. Alemania, en 3 días.

Dejamos atrás Holanda, y la dejamos atrás por un tiempo, porque volveremos, quedan muchos lugares que conocer de ese país. Y nos subimos al tren, entrada la noche, para descansar y cruzar la frontera hasta Alemania. Nuestra primera parada es en Frankfurt, dónde nos espera un buen amigo de Pocho, Alex, amigo y compañero de muchas batallas. Allí nos espera paciente y  con una buena bebida isotónica sabor cebada, para hacer hambre ya que llegamos al medio día. Después de unos abrazos, y unas risas, nos subimos a su coche, e ingenuos de nosotros, pensábamos que íbamos a su casa, pero no fue así. Alex, tenía una sorpresa preparada a Pocho. El trayecto se hacía largo, entretenido, por los recuerdos y las anécdotas, nos adentrábamos en caminos, la carretera se quedó a un lado. El tiempo allí estaba  loquísimo, muy cambiante, había tramos con un sol radiante y otros con el cielo muy cerrado y lluvia a pozales. Lo que no sabíamos, es que estábamos, en lo que ellos llaman el Grüne Hölle o “infierno verde”. De repente empezamos a ver coches y gente a orillas de los caminos, controles de seguridad, y Alex, paraba y hablaba con ellos, parecía que enojados, pero que íbamos a saber nosotros, si nuestro alemán se compone de gestos y dos palabras Da y Danke. Continuamos la ruta, y empezamos a escuchar ruido de motores, motores que rugían, estábamos llegando al circuito de Nürburgring. Si estar allí ya era emocionante, para los que amamos la velocidad, más emocionante fue, que justo en ese momento,  se estuvieran disputando las 24 Horas de Nürburgring, una carrera de resistencia, en la que cualquier persona puede inscribirse con su coche …

#04. Holanda, en 2 días.

Dejamos Bélgica, y  llegamos a Holanda, magnífico país, mentalidad abierta, mezcla de razas, cultura activa, respeto por todo y hacia todos. Nosotros nos dejamos caer por Ámsterdam, es una ciudad que enamora. Ámsterdam es esa ciudad dónde ir y soltarte la melena, dónde la frase de solo se vive una vez cobra sentido, porque hay libertad de hacer casi todo, dentro de unos márgenes y de su lógica, nada se mezcla. Si bebes, no fumas, si fumas, que no sea tabaco, y si te pillan en el lugar inapropiado bebiendo o fumando, como es un lugar público, te multarán. Cada cosa en su sitio y así todos contentos, sin molestar al de al lado. Cuando escuchaba hablar del lugar, imaginaba el tema del trasporte, las calles, los coffee, pero hay que ir allí, hay que experimentarlo y conocerlo. El ciclista está por encima de todo, a excepción del tranvía, pero apenas se ven coches, y si los hay, se respeta el paso del ciclista, el peatón queda en un lugar secundario. Se recorre la ciudad en bicicleta sin problema hay más de 15.000km de carril bici. Siendo turista , el alquiler, que es por horas,  no es nada barato, y encima te ponen un color chillón para diferenciarte del resto de holandeses, para que vean al nuevo por las calles desde lejos, para ellos está bien, porque muchos van tan rápido y sin las manos en el manillar, que les das tiempo de pensar si te atropellan o te esquivan. Como dato curioso, puedo contarte que cada vez que limpian uno de sus 382 canales, aparecen cientos de bicis en sus profundidades. Hay más bicis que habitantes, cuando cuentan esto, …

#03. Bélgica, en 1 día.

Si ya leíste el anterior post, Francia, en 3 días. Querrás saber cómo hicimos para cruzar hasta Bélgica, concretamente cómo llegamos a Bruselas. Esa noche en París, sin nuestro medio de transporte, teníamos que tomar una decisión, entre hacer noche en París o perder el dinero de la reserva de habitación en el país limítrofe, y cómo íbamos a llegar al día siguiente, a qué hora… todas esas preguntas, nos hicieron parar en seco y respirar. Ese preciso instante, dónde nos absorbía el estrés y el cansancio de todo el día, fue momentáneo, no duró ni dos minutos. Los dos levantamos la cabeza, después miramos al frente y a los costados, y ahí estaba, nuestra solución, o posible solución, había otro bus parado al final de la estación. Le dije a Pocho, vamos a ver dónde va ese autobús, y si nos puede dejar cerca de Bruselas. Cuando llegamos a la puerta, vimos en su panel marcado nuestro próximo destino, en mi cuerpo algo me decía que sí, pero mis prejuicios con los alemanes, origen de ese autobús, no eran buenos. Siempre los juzgué como correctos, muy formales y distantes. Y entre varios intentos, explicando nuestra situación a uno de los chófer en inglés, nos dijo que no podía ayudarnos. Nuestro ánimo se desvanecía, pero el segundo chófer se acercó a nosotros, nos preguntó, dónde queríamos ir, le enseñamos el mapa, el lugar más o menos dónde estaba el alojamiento, y que íbamos con mochilas, sin malas intenciones, sólo a recorrer Europa, como recién casados. Nos miró y nos dijo venga, suban al autobús, y cuando estemos cerca de Bruselas, páramos. No se la de veces que le dije DANKE …

# 02. Francia, en 3 días.

Si anteriormente leíste el post de nuestra Luna de miel, por Europa, ahora te vengo a desarrollar el viaje, por países visitados. Iniciamos la ruta en tren, por Francia, país vecino. Nuestra primera parada fue Toulouse, dónde hicimos noche, en un Hostel, o conocido en mi tierra como Hostal. A Toulouse, la llaman la ciudad rosa, por el color  utilizado en las fachadas. No hay que perderse un paseo por las calles del centro y el Capitole, la suave luz junto a sus calles con ambiente universitario son la excusa perfecta para caminar. Sin olvidar una de las joyas del románico francés, la basílica de Saint Sernin, que por la noche, tiene iluminación de colores. Por el día visitamos el río Garona, dónde nos sentamos en el banco de un parque y desayunamos. Nuestro primer desayuno, en el inicio de esta ruta. Organizando en ese preciso instante, cuál sería nuestro próximo destino. Antes de llegar allí, entramos a un supermercado, para comprar y reponer nuestras mochilas. Un dato curioso; en la mayoría de supermercados no hay pan, para ello están las panaderías, momento preciso, para empezar a pedir las cosas con su tono francés, y digo tono, porque el idioma no lo dominamos. “Bonjour, je queremos un pain”, acompañado de una sonrisa, fueron las primeras palabras francesas que salieron por la boca de Pocho (mi esposo). Una vez, recorridas las calles, y visitados los lugares de interés, agarramos el siguiente tren destino Burdeos. Teníamos el resto del día para conocerlo, así que buscamos dónde dejar nuestras mochilas, por la estación de tren, y salimos a caminar. El viaje no es recomendado para vagos, hay que salir y patear las calles. Sin dejar el …